Foto: Informacion Pública Gob. de Santa Fe
Tiempo estimado de Lectura: 4 minutos

El Ministerio de Salud provincial, a través del Centro Único de Donación, Ablación e Implantes de Órganos y Tejidos (Cudaio), informó que durante el año pasado se igualó el récord obtenido durante el 2017 con 77 donantes de órganos, además hubo 77 donantes de tejidos. En tanto que en el país se registraron 701.

Las cifras históricas alcanzadas en 2018 se reflejan en los trasplantes posibilitados por los donantes: en Argentina, 1683 personas accedieron a su implante de órganos y 1251 recibieron córneas. De ellos, 202 y 128, respectivamente, fueron receptores de órganos y tejidos donados por santafesinos.

“Estos resultados no son casualidad, los santafesinos nos estamos transformando cada día más en una sociedad donante y solidaria”, expresó al respecto la ministra de Salud provincial, Andrea Uboldi, y subrayó que también están relacionados “con la decisión de priorizar la formación y la tecnología necesarias para accionar en cada caso”.

Además, felicitó por el logro obtenido “al equipo del Cudaio, al personal de los hospitales, sanatorios, de emergencias y traslado que trabajan coordinadamente con los efectores, y a todos aquellos agentes que en cada proceso de este año han actuado con gran dedicación, compromiso y constante formación”.

Por su parte, el director del Cudaio, Martín Cuestas, destacó que “en el 2018 tuvimos dos meses con récord histórico mensual, con 11 donantes en julio y noviembre”.

Sobre la base de los logros explicó que “hace cinco años, en Santa Fe pudimos dar un salto superando el índice de 20 donantes por millón de habitantes por año; eso fue producto de un claro lineamiento del Ministerio de Salud de la provincia, de distintas estrategias que se venían implementado previamente, de una capacitación permanente del personal, de la incorporación de nuevos efectores a la procuración -principalmente privados y de nuevas localidades-, y de un trabajo cotidiano incansable, los 365 días del año las 24 horas, con estándares elevados de profesionalidad y profundo compromiso humano”.

Desde agosto del 2018 contamos con un nuevo marco legal que, a pesar de estar en su primera etapa de implementación, es evidente que ya empieza a mostrar resultados”, agregó el funcionario.

Descenso en la lista de espera

Con relación a la lista de espera para recibir donaciones de órganos y tejidos, Cuestas sostuvo que “la cantidad de trasplantes fue récord y, con satisfacción, podemos decir que se registra una disminución sensible de la cantidad de personas en espera”.

Hasta hace un año la lista nacional no bajaba de los 8000 pacientes que necesitaban un implante de órganos y de los 3000 para córneas. Estos indicadores, al 31 de diciembre habían bajado a 7580 y 2618, respectivamente, en una tendencia descendente”.

Del mismo modo, recordó que “se debe tener en cuenta que, si bien a partir de trasplantarse salieron de la lista unas 3000 personas en 2018, todos los días ingresan nuevos pacientes que requieren de este tratamiento, único e irreemplazable para salvar o mejorar sus vidas. Por lo tanto, el desafío es que que los que ingresan en ella tengan que esperar cada vez menos tiempo para acceder al trasplante”.

En nuestra provincia hay 557 personas esperando uno o más órganos y sólo 15 que esperan una córnea”, concluyó Cuestas.

Alta Complejidad

Cuestas remarcó una particularidad de la procuración de órganos santafesina y detalló que “gran parte de los trasplantes de alta complejidad que se hicieron en el país el año pasado fueron a partir de órganos o bloques de órganos procurados en Santa Fe”.

Esto, que se viene dando hace años, se debe al profesionalismo y eficiencia de nuestros equipos que resulta en una resolución expeditiva y precisa de muchos procesos que involucran a los órganos más delicados. Esos procesos incluyen lo que ocurre dentro del efector, en el cuidado del cuerpo del potencial donante y en el abordaje y contención de su familia y, fuera del efector, en la logística de traslado de equipos de trasplante y de órganos que, una vez ablacionados, tienen pocas horas útiles hasta su implante”.

Por estos cuidados fuimos la primera provincia en ablaciones de renopáncreas y la segunda en el suministro de pulmones, corazones y bloques de hígado y riñón para trasplante. Gran parte de estas cirugías de implante se realizaron en centros de alta complejidad fuera de Santa Fe, ya que la lista de distribución es nacional y muchas veces se priorizan casos en emergencia”, concluyó el director del Cudaio.

28 hospitales y sanatorios donantes en 8 localidades

Una de las claves para el incremento en la donación en Santa Fe fue la extensión del horizonte de procuración, incorporando más efectores y más localidades, con la consiguiente ampliación del alcance demográfico.

Así, a lo largo del año recién terminado participaron de procesos de donación 11 hospitales públicos y 17 sanatorios y clínicas privadas, contando órganos y tejidos.

Se destacan los hospitales HECA de Rosario, con 60 donantes (27 de órganos y 33 de tejidos) y Cullen de Santa Fe (15 y 9).

Luego, el Eva Perón de Granadero Baigorria, el Ferré de Rafaela, los Hospitales de Niños Alassia de Santa Fe y Vilela de Rosario, el Gutiérrez de Venado Tuerto y el Hospital Central de Reconquista. Los hospitales rosarinos Centenario, Provincial y De Niños Zona Norte participaron en la procuración de tejidos.

En tanto, la salud privada tuvo un lugar destacado con 23 donaciones de órganos y 16 de tejidos. Los efectores que intervinieron son el Hospital Italiano y Sanatorios Parque, Los Alerces, Americano, De la Mujer, Ipam, De Niños, Rosendo García, Mapaci, Delta y Centro, todos ellos de Rosario; junto a los Sanatorios Garay, Americano, Del Diagnóstico y la Clínica de Nefrología, de Santa Fe, y los Sanatorios Servicios Médicos de Santo Tomé y Esperanza de la ciudad homónima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here