El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, presentó hoy un pedido de sesión especial para tratar el desafuero de la senadora por Unidad Ciudadana Cristina Kirchner.

Así lo confirmaron a NA fuentes del despacho del legislador de Cambiemos, aunque todavía no hay precisiones sobre la fecha de la sesión reclamada por el oficialismo para avanzar con el tratamiento del pedido que pesa sobre la expresidenta a fin de que se disponga su detención preventiva.

El desafuero había sido solicitado a fines del año pasado por el juez federal Claudio Bonadio en el marco de la causa que investiga el presunto encubrimiento del atentado a la AMIA y el Senado tenía 180 días para tratarlo, plazo que se vence el 7 de junio próximo. Además, hoy, la Cámara Federal porteña concluyó que el fiscal Alberto Nisman fue asesinado y ordenó que se investigue la relación entre su muerte y la denuncia que había presentado cuatro días antes contra la ex jefa de Estado por la firma del pacto con Irán.

El fallo fue firmado por los camaristas Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia y confirmó el de primera instancia del juez Julián Ercolini, que había dado por probado, por primera vez, el homicidio: sin embargo, cada uno hizo su voto y el primero fue más categórico que el segundo al vincular el homicidio de Nisman con la denuncia contra Cristina Kirchner por presunto encubrimiento del atentado, a raíz de la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán.

“Nisman fue asesinado horas después de haber formulado una denuncia contra las máximas autoridades del Poder Ejecutivo Nacional y otras personas por haber encubierto a los presuntos responsables del atentado, y horas antes de exponer ante una comisión especial del Congreso Nacional las razones de su proceder”, sostuvo Irurzun. Y agregó: “Si bien dicha circunstancia, por sí sola, no permite definir el vínculo entre el homicidio y la actividad funcional de la víctima, el examen integral del escenario orienta la presunción en tal sentido. Téngase en cuenta que la víctima tenía asignada custodia de diversas fuerzas de seguridad en razón de las amenazas que -como consecuencia expresa de su función-, había recibido tanto él como su entorno familiar”.

De esta forma, el Tribunal no hizo lugar al planteo del abogado Pablo Lanusse, representante de la madre de Nisman, Sara Garfunkel, quien había reclamado que se imputara a la expresidenta Kirchner como parte de un “plan criminal” que cometió un “magnicidio”. En cambio, la Justicia encomendó a Ercolini profundizar la investigación: no nombraron a la expresidenta como posible sujeto de investigación, aunque sostuvieron que, a futuro, “nada impide que tras su avance, la plataforma (de investigación) se vea modificada y/o ampliada en el sentido pretendido por el Dr. Lanusse”.