Fotografía de Archivo | La Región Noticias
Tiempo estimado de Lectura: 3 minutos

Un hombre de 41 años cuyas iniciales son HCW quedó en prisión preventiva en el marco de una investigación que dirige la fiscal María Laura Urquiza por la tentativa de femicidio ocurrida en Esperanza en perjuicio de la mujer que fue su pareja. Así lo resolvió el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Eduardo Pocoví, a raíz del pedido formulado por la fiscal del MPA en una audiencia de medidas cautelares realizada en la mañana del pasado viernes,  en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

El imputado es investigado como autor de los delitos de tentativa de homicidio calificado (por ser cometido a persona con quien ha mantenido una relación de pareja y por ser cometido por un hombre a una mujer mediando violencia de género); amenazas coactivas y daño; los tres delitos fueron atribuidos en concurso real. Urquiza también le atribuyó a HCW la autoría del delito de incumplimiento de mandato judicial reiterado

Si bien la Defensa del imputado se opuso a la calificación atribuida al imputado, el juez dio por acreditados los hechos delictivos y la calificación tal como la habíamos atribuido el pasado miércoles desde la Fiscalía”, destacó Urquiza.

Desprecio

La tentativa de femicidio que investiga la fiscal fue cometida el lunes de esta semana en la vía pública en la ciudad cabecera del departamento Las Colonias. “Minutos antes de las 8 de la mañana, el imputado se trasladaba en un automóvil, cuando interceptó en la calle a su expareja, que circulaba en bicicleta. Fue en calle Janssen entre Avellaneda y Güemes”, precisó la fiscal. “El hombre descendió del vehículo, corrió hacia su expareja y la forzó a bajar de la bicicleta. La mujer se resistió, motivo por el cual cayó al piso, el imputado la agarró del cuello y de los pelos y la arrastró hacia el auto, mientras le aplicaba descargas con una picana eléctrica de mano”, agregó.

“Los ataques no culminaron en ese momento, porque el imputado la introdujo en el vehículo –a pesar de la incansable lucha de la mujer– y comenzó a conducir a toda velocidad y con la puerta abierta, a pesar de que la mujer tenía la parte inferior de su cuerpo fuera del automóvil”, informó la fiscal. “Mientras avanzaba con el auto, la parte inferior del cuerpo de la mujer era arrastrado por el asfalto. Además, le continuaba realizando descargas eléctricas y propinando golpes de puño en su cabeza y en el rostro”, añadió Urquiza.

La fiscal del MPA manifestó que “al llegar a la intersección con calle Güemes, comenzó a circular en contramano y a elevada velocidad, motivo por el cual impactó su automóvil contra una camioneta que estaba estacionada en la mano izquierda y contra otra camioneta que estaba en la derecha”.

“Es evidente el desprecio del imputado no sólo por la vida ajena, sino por el género femenino. Para la realización de todas las maniobras violentas se aprovechó de su superioridad y fortaleza físicas”, sostuvo la fiscal. “Además, siempre se representó y aceptó el posible resultado de muerte al que estuvo expuesta la mujer. Siempre la manipuló como a un objeto de su propiedad, pretendiendo regir su destino, cuestión que surge a todas luces tanto de procurar mediante el uso de una violencia desmedida incorporarla al vehículo, como de afirmarle que la colgaría y mataría despacio, lentamente, en claro reflejo del sometimiento del que la mujer es víctima”.

Incumplimientos

El delito de incumplimiento de mandato judicial que también le imputó la fiscal a HCW fue por otros cuatro hechos en los que no cumplió con la medida de distancia dispuesta por el Juzgado de Distrito número 19 en lo Civil, Comercial y Laboral de Esperanza y la medida de distancia dispuesta como medida alternativa a la prisión preventiva por el Juez Jorge Patrizi.

“Los incumplimientos fueron por acercarse en la calle a la mujer y a la hija de ambos –menor de edad– y porque las contactaba por teléfono y a través de mensajes de texto”, informó Urquiza. La fiscal aclaró que “las medidas de distancia fueron dictadas en el ámbito civil y en el penal a raíz de una denuncia realizada por la víctima en marzo de este año. En esa oportunidad, la mujer estuvo de acuerdo con que sólo se impusieran estas medidas, debido a que decidió no instar la acción penal en contra del imputado”, explicó Urquiza.

Deja un comentario