Fotografía de Archivo | La Región Noticias
Tiempo estimado de Lectura: 2 minutos

Desde el inicio de la actual Gestión de Gobierno se llevaron a cabo acciones y obras para recuperar y poner nuevamente en valor el galpón destinado a la Separación y el Procesamiento de los Residuos Sólidos Urbanos (R.S.U), construido en 2005 y que a partir de 2008 quedó abandonado y vandalizado, con la consecuente destrucción de las instalaciones y la desaparición de elementos necesarios para su funcionamiento. Además, las múltiples acciones que se llevaron a cabo desde Diciembre de 2015, permitieron eliminar y disponer los 50.000 metros cúbicos de basura que se encontraban amontonados en diferentes predios.

El inicio de la recolección diferenciada de Residuos Sólidos Urbanos, nos permitió comenzar con la separación y compactado de material inorgánico, con la participación directa de quienes realizaban esa tarea informalmente, los cuales pasaron a desarrollar su trabajo en un ambiente protegido, dotado de condiciones y normas de seguridad y al resguardo de las inclemencias del tiempo, dignificando de este modo su tarea. Hoy, en el galpón de reciclado, cuentan con una cinta transportadora para selección, una prensa-compactadora hidráulica, herramientas, sanitarios y espacio para realizar la clasificación y preparación de todo tipo de materiales, reduciendo al mínimo la disposición final.

Por estos días y como se hace periódicamente, se realizó una nueva entrega de los materiales recuperados, cuya venta contribuye a incrementar los ingresos de quienes llevan adelante las tareas de separación y compactado.

La presente carga estuvo compuesta por 256 fardos de polietileno, nylon y envases plásticos que totalizaron 18.850 kgs., a lo que debe sumarse 7.500 kgs. de vidrio.

A empresas de la ciudad fueron entregados 3.700 kgs. de cartón, 5.200 kgs. de chatarra y 1.200 kgs. de plástico duro para su reindustrialización.

En el mismo sentido de contribuir a la preservación del medio ambiente, se inició la recolección de aceite vegetal usado en comercios gastronómicos y fábricas de artículos de copetín que fuera anunciado oportunamente. En la primera intervención se alcanzaron los 900 litros de aceite vegetal retirado.

Deja un comentario