Fotografía de Archivo | La Región Noticias
Tiempo estimado de Lectura: 2 minutos

En el marco de una recorrida por Josefina, Frontera y Rafaela, Miguel Lifschitz se refirió esta mañana a la decisión de su par bonaerense, María Eugenia Vidal, de rebajar tarifas en consonancia con el pedido del propio presidente de la Nación, Mauricio Macri.

“Prácticamente, no tenemos impuestos en la provincia como los que tenía Buenos Aires. De todas formas, vamos a tratar de colaborar. Ya hemos dispuesto una serie de bonificaciones especiales para la tarifa de energía eléctrica para distintas franjas de usuarios”, sostuvo el jefe de la Casa Gris. Y, en ese orden, distinguió que “la política tarifaria es nacional, que no se resuelve con algún parche, sino que necesita pensarse integralmente. No se trata solamente de un servicio, ni solamente de una coyuntura”, argumentó.

Al ser consultado sobre el impacto en la economía provincial, el titular del Ejecutivo provincial fue categórico: “Lo que se saca un por lado después hay que ponerlo en otro. Hoy hay una gran demanda para los municipios, para la provincia en distintos temas. Hay que buscar equilibrios. Fundamentalmente, hay que repensar una política tarifaria que está golpeando el bolsillo de los usuarios”, definió.

Costo sincerado

Por su parte, José Corral también fue consultado hoy tras el pedido del gobierno nacional para que los municipios y las provincias bajen los impuestos y, concretamente, se lo interrogó sobre el 6% que cobra la Municipalidad de Santa Fe en la factura de la Empresa Provincial de la Energía (EPE).

“Primero hay que poner luz sobre la factura de la EPE –sentenció el intendente de Santa Fe– porque hay muchos aspectos que mirar con detalle. Todos estamos haciendo un gran esfuerzo en el país. Las familias tienen que asumir las tarifas más altas. Todos tenemos que poner nuestro mejor esfuerzo –insistió–. También estamos estudiando estos temas”.

En ese sentido, Corral apuntó que “ese costo ahora está sincerado”. “Los argentinos hemos aprendido que la energía tiene precio y la final del día la cuenta hay que pagarla a través de la boleta o de inflación o de otros problemas que ha tenido el país, un país que no sólo no exporta energía sino que tiene que comprar a sus vecinos. Así que esa primera parte de la boleta se está sincerando”, consideró.

Sin embargo, “hay un montón de otros aspectos que tienen que ver con los costos propios de distribución de la EPE con esos conceptos que se agregan a la factura que hay que verlos con mucho detalle”, enfatizó el jefe del Municipio

Deja un comentario